Notas de Conexión

Lecciones importantes de la vida de Judas

May 05, 2019

Dios tiene un plan y propósito para tu vida, pero si tu no terminas tu asignación, alguien mas lo hará por ti. Hay 7 lecciones especificas que podemos aprender de la vida de Judas que nos ayudaran a mantenernos en el camino correcto para alcanzar nuestro destino en vez de perderlo.

 

El que da vida eterna es el Espíritu de Dios; ninguna persona puede dar esa vida. Las palabras que vienen del Espíritu que da esa vida. Pero todavía hay algunos de ustedes que no creen.

Juan 6:63-64

 

Puntos claves

 

1. Judas no quiso cambiar. Judas presencio milagro tras milagro, pero no fue suficiente para que Judas fuera leal a Jesús. El inicio mal y terminó mal; incluso después de todo lo que vio y experimento, nunca cambio. El cristianismo se trata de transformación, no es suficiente con ir a la iglesia y escuchar la palabra. Debemos permitirle al Señor que cambie nuestros corazones. Debemos cambiar mediante la renovación de nuestra mente! (ROM 12:2)

 

2. Judas quería dale a Jesús solo un poco, mas no todo. Judas se enojó cunado la mujer derramo el perfume de alabastro a los pies de Jesús, esa su mas preciosa posesión; Judas pensó que era un desperdicio. Judas no entendió que ella estaba entregando todo por que confiaba en Jesús. Muchas personas quieren solo lo suficiente de Jesús para entrar al cielo, pero no demasiado para interrumpir sus vidas. Confiamos en Jesús para la eternidad, pero no en el día a día. Si tu quieres todo de Jesús, primero tienes que entregar todo a sus pies.

 

3. Jesús sabia que Judas lo traicionaría. Aun así, lo amo. Jesús pudo haber dejado por fuera de su vida a Judas, pero no lo hizo. El le ofreció a Judas esperanza, misericordia y gracia y le dio la oportunidad de que tomara la decisión correcta. Por el tiempo que tu respires, tendrás esperanza. Jesús te ama, no importa donde tu corazón este, no hay condenación ni juicio. Escoge ahora mismo entregar tu vida a Jesús y deja que su gracia te cambie.

 

4. Judas vivió con Jesús, pero no lo conoció. Cunado fue la ultima vez que pasaste tiempo intimo con Jesús? Judas dijo: “seré yo maestro” pero no dijo “seré yo Señor” hay una gran diferencia. Es una cosa conocer a Jesús como Rey; y otra aceptarlo como tu Rey.

 

5. Judas fue impaciente con Dios. Judas tenia el tiempo incorrecto. No podemos darle ordenes a Dios e insistir en lo que queremos a nuestro tiempo. Dios hace las cosas a su tiempo, no al tuyo. Cuando nos impacientamos, podemos perder la perfecta voluntad de Dios. Recuerda “porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos los míos. Afirma el Señor. Mis caminos y mis pensamientos son mas altos que los de ustedes ¡mas altos que los cielos sobre la tierra! (Is. 55:8-9)

 

6. Si alguna vez encuentras a Jesús, no lo dejes ir. Sostenlo fuerte, nunca lo dejes ir! Una vez lo conoces, no te separes de El. No dejes que tu gozo, tu libertad, tu pureza y tu esperanza se pierdan.

 

7. Si tu no terminas tu tarea, otro lo hará. Si tu renuncias o abandonas lo que el Señor te ha dicho que hagas, Dios puede levantar a alguien mas para que tome tu lugar. El nombre de Judas debería estar escrito en uno de los 12 cimientos del cielo, sin embargo, no es su nombre sino el de Matías. Dios quiere usarte, no dejes que otro hombre tome tu corona.

 

Puntos finales

Si tu no cambias, puedes estar yendo en la dirección equivocada, como Judas. No estas leyendo esto por error, tu futuro esta en tus manos, y donde tu vayas desde ahora, depende de ti. Algunas veces podemos tener las mejores intensiones con los motivos equivocados. La voluntad de Dios para ti es perfecta. Entrégate a El por completo- tus pensamientos, tus miedos, tus sueños, tus acciones y tus palabras. Confía en su tiempo perfecto.